-----Jorge Horacio Richino - Dejando huella en Internet-----

...
-----Escritor de la Web-----Jorge Horacio Richino Verdaguer----- Dejando huella en Internet-----
Artículos relacionados con el arte, la cultura, la ciencia, otros temas de interés general, y algunos divagues.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Al final del callejón, todo era barro.

.
Todo era barro al final del callejón.
.
Estaba en un callejón sin salida
y mis pasos, si bien intentaban ser firmes,
se hundían cada vez más en el lodo.

Yo que había transitado mejores caminos,
de pronto me vi en aquel oscuro pasadizo
que me conducía al fango.

Obligado e inevitable
era el único itinerario a seguir.
Como un destino imposible de eludir
... como una trampa estipulada.

Me tuve que dejar llevar
a pesar de mis intentos de no embarrarme,
de no resbalar,
de no hacer más pesados mis pasos.

Era como un viaje sin retorno
que no me daba oportunidad
de volver hacia atrás
... llevándome encandilado
hacia el sucio lodazal
que me esperaba pacientemente
al final del agobiante y misterioso recorrido.
.
-------------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino

Todos los derechos reservados
-------------------------------------------

Simultáneamente publicado en:

http://escritordelaweb.blogspot.com
http://jorgerichino.galeon.com
http://citylove.blogcindario.com
http://jorgerichino.webcindario.com
y otras páginas y sitios web del autor.

-------------------------------------------
.

sábado, 6 de noviembre de 2010

En el recuento de nuestra vida ...

.
... y cuando se detengan las agujas del reloj para nosotros:
Qué valor tendrá el tiempo y los números que utilizamos para mensurarlo?
Supuestamente la vida es casi imposible sin la influencia de los números, como también del tiempo que marca el ritmo conque debemos hacer uso de nuestros momentos.
En muchísimas ocasiones son los números los que nos están marcando supuestos valores irreales con los que nos suelen categorizar; y es el tiempo el que nos va llevando por los caminos de esta vida, casi sin permitir liberarnos de ser sus exclavos.
Pero que valor podríamos asignarle a estos patrones cuando en algún instante -a cada uno de nosotros- se nos paren definitivamente las agujas del reloj?
Cuál es el valor de los números y del tiempo después del episodio comentado en el párrafo anterior?
De allí en adelante (si es que hay un adelante) sigue existiendo el tiempo?
.
Jorge Horacio Richino.
.